Lula le advirtió a Biden que la Democracia "corre peligro" en Argentina con el ascenso de Milei

Lula le advirtió a Biden que la Democracia "corre peligro" en Argentina con el ascenso de Milei

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, aseguró ayer ante el mandatario de Estados Unidos, Joe Biden, que la democracia "corre peligro" en la Argentina con el ascenso de lo que llamó "sectores extremistas" en referencia al candidato presidencial Javier Milei, de La Libertad Avanza (LLA), a quien no citó. 

"La democracia corre peligro porque la negación de la política hace ocupar espacios a sectores extremistas, como ya ocurrió en Brasil, como está ocurriendo en Argentina y en otros países", dijo Lula en un discurso durante un encuentro con Biden en Nueva York, en el marco de la firma de un pacto contra la precarización de las relaciones laborales. 

Ambos mandatarios defendieron el rol de los trabajadores, de los sindicatos y la lucha global por el trabajo decente, al firmar un acuerdo político inédito que marca un nuevo acercamiento entre Washington y Brasilia. 

En un encuentro realizado en Nueva York al margen de la Asamblea General de la ONU, Lula, fundador del Partido de los Trabajadores y y exsindicalista metalúrgico sostuvo que este acuerdo con Biden puede marcar el rumbo para discutir las relaciones laborales del siglo XXI, al citar por ejemplo el trabajo de plataformas digitales con trabajadores sin protección sindical tratados como "esclavos", la inteligencia artificial y la transición energética. 

"No hay democracia sin un sindicato fuerte. Porque el sindicato es efectivamente quien habla por el trabajador para tratar de defender sus derechos", dijo el presidente brasileño, que recordó que propuso la asociación con Estados Unidos por el trabajo decente a raíz de que Biden, en el discurso de asunción, dijo que los trabajadores norteamericanos habían sido los verdaderos constructores de la nación. 

Lula y Biden lanzaron un manifiesto conjunto en el que defienden la necesidad de "poner a los trabajadores en el centro de las decisiones políticas", durante un encuentro en Nueva York que según Lula, por tratarse de una agenda novedosa, forma parte del "renacer" de las relaciones entre ambos países. 

"Esto es más que un acuerdo bilateral, es el renacimiento de una nueva era en la relación entre Brasil y Estados Unidos, una relación entre iguales, soberanos, de interés común", añadió Da Silva, a lo que Biden respondió que ambos países tienen la "obligación de liderar" a las próximas generaciones hacia un mundo con mejores oportunidades. 

“Las dos mayores democracias del hemisferio occidental están defendiendo los derechos humanos en todo el mundo y en el hemisferio, y eso incluye los derechos de los trabajadores”, le dijo Biden a Lula. 

Durante la reunión con Biden, transmitida por la cadena oficial de televisión de Brasil, Lula se refirió a la victoria electoral que lo colocó en la Presidencia por tercera vez tras vencer al ultraderechista Jair Bolsonaro, aliado del exmandatario Donald Trump, líder global de ese sector de la extrema derecha. 

Al hablar de democracia -cita la agencia Telam- Lula aseguró que en Brasil "la esperanza venció al miedo", en referencia a su victoria electoral y alertó sobre el ascenso de la extrema derecha a nivel mundial durante el discurso que ofreció el martes ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU). 

En su discurso, Lula vinculó el fracaso del neoliberalismo económico al ascenso de las extremas derechas en el mundo. "El neoliberalismo ha empeorado la desigualdad económica y política que aqueja a las democracias actuales. 

Su legado es una masa de gente desheredada y excluida. Entre sus escombros surgen aventureros de extrema derecha que niegan la política y venden soluciones tan fáciles como equivocadas", dijo. Y advirtió ante la Asamblea de la ONU que "muchos han sucumbido a la tentación de sustituir un neoliberalismo fallido por un nacionalismo primitivo, conservador y autoritario".