Este domingo Venezuela elige candidato opositor para las elecciones presidenciales de 2024.

Este domingo Venezuela elige candidato opositor para las elecciones presidenciales de 2024.

Las próximas elecciones serían las primeras celebradas por la oposición del país en más de una década.

Este domingo, los partidarios participarán en la selección de un candidato unitario que representará a la oposición en las elecciones presidenciales de 2024 en Venezuela, donde el presidente Nicolás Maduro buscará la reelección.

Las primarias marcan un hito, ya que son las primeras celebradas por la oposición venezolana en más de una década. La favorita en esta contienda, María Corina Machado, se encuentra inhabilitada para ocupar cargos públicos, una medida criticada tanto por la oposición como por los Estados Unidos.

Otros dos candidatos, Henrique Capriles y Freddy Superlano, retiraron sus postulaciones debido a inhabilitaciones similares.

Los principales candidatos

María Corina Machado: Ingeniera industrial de 56 años y candidata por el partido Vente Venezuela. Lidera las encuestas de votación en las primarias, a pesar de su inhabilitación. Machado propone privatizar la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y otras empresas estatales, reestructurar la deuda pública y buscar financiamiento en instituciones internacionales como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Monetario Internacional. También aboga por mantener el gasto social y reducir el tamaño de la administración pública.

Carlos Prosperi: Abogado de 45 años y miembro del partido socialdemócrata Acción Democrática. Proponer rescatar PDVSA y las industrias del hierro y acero, además de la recuperación del sistema eléctrico para impulsar el crecimiento económico. También planteamos acuerdos

Delsa Solórzano: Abogada, activista y defensora de derechos humanos, se define como de "centroderecha". Proponer planes de emergencia en áreas como seguridad social, economía y justicia para lograr un país de oportunidades para todos. Solórzano aboga por ampliar el papel de la inversión privada en el sector petrolero, ofreciendo condiciones atractivas, y redimensionar PDVSA, retirando funciones no relacionadas con el petróleo, como la distribución de alimentos y la construcción de viviendas, entre otras.

Las primarias serán determinantes para la oposición en su camino hacia las elecciones presidenciales de 2024 en Venezuela.